¿Una inversión o un juego como en el casino? Una historia real

Link english post

En muchas ocasiones me he cruzado con gente que cree que la inversión con sistemas de especulación es una lotería o juego semejante.

La mayoría de las veces cuentan experiencias “demoledoras” en las que han dilapidado cuentas a menudo de decenas de miles de euros en poco tiempo. En otras ocasiones, como me ha ocurrido esta semana pasada, es al contrario y parece que el inversor se ha encontrado el volcán de oro (¿han visto la peli “viaje al centro de la tierra 2”?).

En mi opinión ambos extremos son malos y llevan a lo mismo: una imagen falsa de los sistemas de especulación, más cercana a los juegos de azar que a las inversiones de riesgo.

La historia demuestra que es cuestión de tiempo hasta que los del volcán de oro se encuentren en la otra categoría. ¿Por qué? Pues porque, por lo general, las grandes rentabilidades rápidas conllevan grandes drawdowns también rápidos. Todos los sistemas de especulación traerán rachas buenas y malas. Las carteras han de ser dimensionadas desde el punto de vista del riesgo (no de cuánto se va a ganar) para aguantar y superar las malas rachas y así poder vivir las buenas por venir.

Pero vamos al grano: los lectores ya conocen la cartera Dax-Mix que presenté hace unas semanas.

Un viejo amigo (va por ti N.), tras echarle una ojeada a los números decidió comenzar a operarla pero con un pequeño matiz. Pensó que, como no tenía suficientes recursos disponibles para operar la cartera con los dos sistemas, operaría uno de ellos únicamente (en intradiario en concreto). Consideró oportuno destinar 10.000€. Como se podrán imaginar los lectores, le recomendé que no lo hiciera. Los motivos fueron simples: aunque técnicamente se puede hacer sin mayores problemas (el bróker solo exigirá unos 3.000€ en concepto de garantías), es un sistemas que ha tenido en el pasado un drawdown de 16.000€ y un DD medio de casi 2.300€. Además la operación perdedora media es de algo más de 500€. Esto, en la práctica, quiere decir que la cuenta de mi amigo va a tener una volatilidad difícilmente soportable. Imagínense, 5% de pérdida en cada operación y DD medio de casi 25% del saldo. Eso quiere decir que lo más normal sería que mi amigo tuviera un susto descomunal en su cuenta más temprano que tarde. Y desgraciadamente, eso es lo que ha pasado.

Vean (con su permiso y la debida confidencialidad les presento el extracto real de las operaciones):

clip_image002

Como pueden observar lo pasamos mal. Bueno, muy mal diría. Pero si se fijan en detalle, no ha ocurrido nada raro o imprevisto.

Mi amigo empezó a operar con el sistema en medio de un drawdown. Pero el drawdown siguió hasta un límite absolutamente normal para este sistema. Pero claro, al haber dispuesto un saldo inicial tan justo, porcentualmente el sufrimiento ha sido muy elevado.

clip_image004

El sistema está aun en el drawdown y hasta el momento ha marcado un máximo DD de algo más de 9.000€ que está muy lejos del máximo histórico del sistema. La operación perdedora media ha sido de -620€ en este período. Es algo mayor de lo esperado pero no como para sospechar nada anormal.

Con lo cual todo está dentro de los parámetros habituales del sistema. ¿Porque lo hemos pasado tan mal entonces? Pues muy simple, porque la volatilidad del saldo de la cuenta en términos porcentuales es gigantesca. Es más, si mi amigo hubiese comenzado a operar con esta misma cuenta a principios de enero, a principios de febrero habría tenido que depositar más dinero o dejado de operar. Ha llegado a estar perdiendo un -37% ¡y además en 15 días! Pero insisto, nada de esto es sorprendente ya que entra dentro de lo esperable para este sistema.

Como era de esperar, en únicamente dos operaciones el sistema ha recuperado todo lo perdido en el mes de febrero y ya está en positivo en el mes.

La sensación de pánico y desconfianza que nos invadió durante los primeros días del mes de febrero ahora ha pasado a ser alivio y esperanza. Ninguna de ellas es buena porque, en mi opinión, nos hacen ver que hemos dimensionado la cuenta al estilo casino y no al estilo inversión. Con algo de suerte mi amigo conseguirá pronto doblar su cuenta y entrar ya en volatilidades altas pero asumibles que nos permitan a todos dormir más tranquilos.

Sean ustedes prudentes y no jueguen. Inviertan o especulen, pero no jueguen.

Saludos y suerte en el trading,

Horace

Cartera Dax-Mix, actualización

Sobre la OPV de Facebook – ¿Qué hacer?