La inversión inteligente

  De acuerdo, no siempre nos podemos dedicar a especular. Ni todos nosotros tenemos tiempo para hacerlo. Ni tampoco podemos dedicar a este negocio de alto riesgo la mayor parte de nuestro capital destinado a inversión financiera.

Para el resto del tiempo y del dinero, vamos analizar con el rigor estadístico de siempre, la famosa pauta, rumor o como usted quiera llamarlo, de los seis meses buenos y los seis meses malos.

Los angloparlantes la llaman "sell in may and go away". O sea, venda en mayo y váyase. En resumen lo que postula esta pauta o forma de operar es que, para el mercado de renta variable, los seis mejores meses para estar largo en mercado van de noviembre a abril, ambos inclusive. ¿Pero que hay de cierto en eso?

Intentemos aplicar el rigor numérico al mercado local español y veamos que hubiera pasado de haber aplicado esta forma de operar en el pasado. Pero antes de esto vamos a hacer un pequeño ajuste sobre la táctica famosa.

En nuestro mercado local (y también en el resto) es muy fácil demostrar que esta táctica, aun siendo buena, se puede mejorar mucho (o muchísimo diría yo) con solo hacer unos pequeños cambios.

Para el propósito de este artículo, vamos a introducir un único cambio a la táctica y es pedirle que en lugar de entrar en noviembre lo haga en octubre. Es decir, en lugar de estar 6 meses en el mercado estaremos 7, de octubre a abril ambos inclusive.

Definamos las reglas a seguir:

  1.  Entramos largos en mercado con el 100% del capital el primer día de negocio de octubre de cada año a la apertura.
  2. Cerramos todas las posiciones el último día de negocio de abril de cada año al cierre y nos quedamos en total liquidez.

Ningún otro motivo nos haría salir o entrar del mercado. Ni stops de protección ni objetivos de beneficio, ni inactividad ni nada de nada.

Para ilustrar los resultados utilizaremos como ejemplo el caso del TEF. Dado que haremos una única operación por año, no descontaremos ni comisiones ni slippages en las cuentas ya que su impacto sería despreciable y únicamente conseguiríamos confundir a aquel lector que pretenda replicar los cálculos. Utilizaremos, por el mismo motivo, gráficos sin descontar dividendos.

Compararemos la táctica contra el clásico "comprar y mantener". En este caso el periodo de estudio será desde 1 de enero de 1995 hasta la fecha actual (o sea unos 15 años de historia).

Durante ese periodo, con la táctica de comprar y mantener, de haber comprado el 1 de enero de 1995 a la apertura 100.000€ de acciones de Telefónica, en este momento tendríamos un capital de 652.040€. O lo que es lo mismo una revalorización del 552%. Habríamos estado el 100% del tiempo en el mercado y habríamos tenido que sufrir un espectacular drawdown de más del 75% y de 2 años y 7 meses de duración. Quien pueda aguantar eso que me lo diga cuanto antes. Durante ese periodo malo (marzo de 2000 a septiembre de 2002) habríamos visto como nuestra cartera pasaba de valer 1.052.000€ a 256.000€ aproximadamente. ¡Impresionante!

Ahora veamos como habrían cambiado las cosas con la sencilla táctica de estar únicamente 7 meses en el mercado.

Con el mismo capital, 100.000€, vamos aplicar las reglas indicadas más arriba. La primera consecuencia lógica es que únicamente vamos a algo menos del 60% del tiempo en el mercado. El resto del tiempo nuestro dinero puede estar produciendo en otros mercados más favorables estacionalmente.

Además, nuestro patrimonio se habría incrementado algo más en estos 11 años de historia que simplemente estando en el mercado y "cerrando los ojos". De hecho el saldo de nuestra cuenta sería de 1.008.604€ (a cierre del día 13 de octubre de 2009). O lo que es lo mismo un 909% de incremento.

Pero las buenas noticias no acaban ahí. El sufrimiento durante los periodos malos habría sido del 36% (menos de la mitad que el anterior) y habría durado menos de un año.

 

TELEFONICA

 

Además, a simple vista se puede observar como la táctica no solo produce más dinero con menos riesgo sino que lo hace de manera mucho menos volátil en el largo plazo.

Es obvio y notorio pues que la táctica funciona. Y funciona estupendamente. Mejora el retorno notablemente, reduce el riesgo casi en la mitad, y además nos permite disponer del dinero 5 meses de cada año para dedicarlo a otros enfoques que puedan aportar capital adicional.

Así que si usted cree que comprar y mantener es la mejor forma de ganar dinero en la bolsa pues aquí tiene una demostración de que no es así (hay muchísimas más).

Por si usted cree que el caso de TEF es un caso aislado y especial, le adjunto una tabla con otros casos semejantes y los números resumidos. Y fíjense que incluyo el caso de IBM como ejemplo internacional.

 

 Tabla

 

Buscando se podrán encontrar casos en los que se gana más dinero con el clásico comprar y mantener (como en el caso de Unión Fenosa que pongo en la tabla). Esto, a mi juicio, es la excepción que confirma la regla.

Saludos y suerte en el trading,

Horace

sistemas_de_trading@hotmail.com

La inversión inteligente (código PRT)

Ibex Mensual Octubre