Cartera de Sistemas Ibex-2015

Cartera de Sistemas Ibex-2015

Queda ya poco para el nuevo año así que toca seleccionar alguna cartera para seguir. El 2014 está siendo un año bueno para los sistemas en general. Mucho movimiento con meses malos y buenos y bastante irregular, pero saldremos ganando en el conjunto. Sorprendentemente, los sistemas que mejor han funcionado han sido los del Ibex. Digo sorprendentemente porque el mercado ha tenido poquísimos momentos de tendencia y ha estado casi todo el año con baja volatilidad (al menos hasta el mes de octubre como ya anticipamos en su día que iba a ocurrir). Vean como está el año en el Ibex a estas alturas y como se aprecia lo que digo:

Sin tendencia ni volatilidad

Aun a pesar de esas condiciones, más del 65% de los sistemas que seguimos que operan sobre el Ibex están ganando dinero a estas alturas del año. Como digo uno de los mejores mercados por % de sistemas ganadores y el mejor por promedio de ganancias a estas alturas. Y ya veremos como termina.

Así que esto me ha inspirado a preparar una cartera modelo para el año que viene que se base exclusivamente en sistemas del Ibex.

La voy a llamar OnlyIbex (en un alarde de imaginación) y la vamos a ir siguiendo periódicamente si vale la pena.

Descripción de la cartera

Se compone de dos sistemas intradía del Ibex.

El Sistema 1 ha tenido un único año perdedor (2013) desde que hay datos y está siendo auditado desde febrero de 2013. Lleva esta año ganados unos 16.000€ a estas alturas. Vean la curva:

en máximos de la curva de saldos

Requiere un capital mínimo de 3.000€ y su DrawDown máximo histórico (que ya saben que opino que no dice mucho) ha sido de unos 10.000€ allá por el año 2010. Da aproximadamente un 50% de días ganadores y tiene un coste de alquiler de 50€/mes.

El Sistema 2 no ha tenido ningún año malo en su historia y está siendo auditado desde septiembre de 2013. Este año lleva ganados unos 9.700€. Vean:

ni un año perdedor desde 2001

Requiere un capital mínimo de 2.200€ y su DrawDown máximo histórico ha sido de unos 9.500€ allá por el año 2008. Da aproximadamente un 50% de días ganadores y tiene un coste de alquiler de 40€/mes.

Los sistemas combinan razonablemente bien juntos. Y digo razonablemente porque considero que dos sistemas intradía para el mismo mercado deberían dar resultados semejantes salvo que su concepción sea totalmente distinta y, por ejemplo, uno operase muchísimo menos que el otro. Este año llevan una correlación de 0.66.

La comparación a simple vista de ambos sistemas daría este resultado:

Y la cartera en su conjunto tiene esta pinta:

todos los años ganadores

Como verán el DrawDown máximo no coincidió en el tiempo y por lo tanto el resultado no es la suma directa de los DD máximos de cada sistema. Da, en concreto, 17.400€ aproximadamente. Esta cartera tiene una pérdida media de 720€ y una ganancia media de 1300€ aprox. Esto es una excelente prueba de que las correlaciones funcionan bien porque cada uno de los sistemas tiene una pérdida media de más de 500€ (con lo cual la suma de ellos debería dar más de 1000€) mientras que la suma de las ganancias medias de más de 1700€. De tal manera que al combinarlos estamos reduciendo las ganancias medias un 27% pero a cambio estamos reduciendo las pérdidas medias un 37%. Eso es muestra de que tiene sentido ponerlos juntos.

¿Cuánto dinero dedicar a esta cartera?

Hay muchos criterios para decidir esto con objetividad. Pueden ver algunas ideas en este video, aunque quizá algún día escriba algo al respecto. En este caso voy a usar 3 métodos distintos. Sin embargo, no debemos perder de vista que hay una unica cosa que importa al final del día y es la respuesta a esta pregunta: ¿Cuánto dinero estoy dispuesto a perder en esta iniciativa? Esta es la clave y nos dará en parte la respuesta.

Método 1: simulación a futuro del DrawDown máximo. Con este método calculo, con un 95% de probabilidad, el DD máximo futuro si se repiten las mismas condiciones que en el pasado pero en distinto orden. Analizando todos los datos disponibles, esta cartera podría tener un DD máximo en el futuro de unos 28.000€ aunque nunca haya superado los 17.500€ antes. Si tomamos periodos más cortos de tiempo (por ejemplo desde que ambos sistemas están operando en real en septiembre de 2013) la simulación daría un número muchísimo menor en los entornos de 16.000€. Esto se debe a que ambos sistemas combinan mejor últimamente que en el pasado y los resultados globales de la cartera están siendo mejor que en el pasado.

Método 2: riesgo de margin call. Con este método sale que arriesgando 16.000€ tendríamos un riesgo de ruina de un 5.5% aproximadamente (o, visto de otra manera, una probabilidad del 94.5% de que no nos salten las garantías) y arriesgando los 28.000€ del peor escenario, tendríamos un riesgo de margin call de 0.7%

Método 3: arriesgando en cada operación un 2% del capital dedicado. En este caso la cuenta es muy simple. Como la operación perdedora media es de 720€, el capital dedicado debería ser de alrededor de 36.000€.

Para completar los métodos 1 y 2, habría que sumar al capital “a perder” las garantías de los sistemas que son de 5.200€.

De tal manera que la conclusión es que el capital debería estar entre 21.200€ en el mejor escenario y 36.000€ en el peor. Para quedarme en un sitio cómodo y que tenga cierto sentido, he escogido 35.000€ de saldo inicial para la cartera y le pondría un “stop loss” de 28.000€.

Con este saldo estaríamos con un apalancamiento de aproximadamente de unas 6 veces ya que dos contratos de Ibex valen hoy unos 200.000€.

De tal manera que es como si compráramos una cartera de renta variable de esa cantidad (200.000€) y le pusiéramos un “stop loss” de un 14% solo que únicamente necesitamos 35.000€

Por último déjenme que les enseñe como compara esta cartera con el Ibex 35 desde el año 2005. Esta es la gráfica de lo que nos hubieran rentado 35.000€ desde entonces:

35.000 € de saldo inicial

Sin comentarios.

 

Saludos y suerte en el trading!

Horace

Rally de navidad y mes de Enero en el Ibex

Trading y volatilidad - ¿mito o realidad?

Trading y volatilidad - ¿mito o realidad?